SED POR EL DIOS VIVO

“He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la Palabra de Jehová” Amos 8:11

sábado, 18 de diciembre de 2010

La casa edificada sobre la roca

La casa edificada sobre la roca
Autor: Pedro Pereira
Base Bíblica: Mateo 7:24 -27
Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.
Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.
Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena;
y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.
En esta enseñanza Jesucristo hace una comparación entre un hombre que edifico su casa sobre la roca y otro que la edifico sobre la arena, dice la palabra del Señor que vino la lluvia, los ríos y los vientos los cuales azotaron ambas casas, dando como resultado que la casa construida sobre la arena cayo y fue grande su ruina, pero la casa edificada sobre la roca que es símbolo de Cristo permaneció, lo que Dios quiere hablarnos con este mensaje es sobre nuestras vidas, en donde están fundadas si esta fundada sobre la arena que significan las cosas de este mundo, que son pasajeras y transitorias esa casa no permanecerá y caerá, pero si esta plantada sobre la roca firme e inconmovible que es Cristo y su Palabra, entonces permanecerá para siempre porque Dios estará con nosotros en esta vida y en la vida eterna, donde el Señor nos tiene reservadas moradas como Cristo lo dijo en el Evangelio de Juan cap 14: 2,3 que dice: En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.
Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.
La palabra de Dios nos muestra dos opciones debemos elegir la mejor que es tener a Cristo Jesús como Señor y Salvador, para así recibir las bendiciones de Dios en esta vida y cuando partamos de esta vida estar con Dios por toda la eternidad, que es la meta mas importante para todo ser humano, es en esta vida en donde se decide, en el libro de proverbios dice: No te jactéis del día de mañana porque no se sabrá del día. Es ahora que tenemos la oportunidad de salvación el mañana puede ser demasiado tarde, la palabra del Señor nos dice: He aquí el tiempo aceptable, he aquí el día de salvación, espero que este mensaje bendiga sus vidas abundantemente, porque ese es el propósito el de llevar palabra de bendición para todo aquel, que con mansedumbre y humildad reciba la Santa Palabra de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada